Home

Hace ahora 6 meses, nacía en Los Santos de Maimona (Badajoz) el primer laboratorio social de Extremadura, Mainova Lab. Un proyecto que, al amparo de la Fundación Maimona, conecta a personas y entidades que desean poner en marcha o participar en proyectos de innovación en la región. 

Tal y como lo explica Alejandro Hernández Renner, director gerente de la Fundación Maimona, Mainova Lab es “un sitio para hacer cosas“; un punto de encuentro al que cualquier particular u organización (formal o informal, pública o privada) puede acudir para sacar adelante ese proyecto propio con el que lleva tiempo soñando o para unirse a la propuesta de alguien más. Permite crear (o más bien co-crear) de manera abierta, ética, democrática, eficaz y colaborativa.

Mainova Lab se articula en dos niveles. En primer lugar, dispone de una plataforma virtual, www.mainova.es, en la que cualquier persona puede registrarse de forma gratuita. Una vez dentro, el usuario solo tiene que compartir su idea o adherirse a otra ya presente en la web. En el momento en que más de una persona muestra interés por invertir su tiempo o recursos en una propuesta, esta se convierte en un proyecto y se crea un equipo para sacarlo adelante.

Tras esa primera toma de contacto que se da en el mundo online, entra en juego el componente físico de Mainova Lab: un espacio en la localidad santeña al que pueden acudir los equipos que trabajan en los diferentes proyectos. Allí, la Fundación Maimona ofrece apoyo y asesoramiento para que cada iniciativa se convierta en realidad, ayudando a definir desde los siguientes pasos hasta los recursos necesarios, y dónde y cómo conseguirlos.

Para llegar lejos no siempre hay que competir en solitario y proteger nuestras ideas de los depredadores. 

Mainova Lab da cabida a proyectos con o sin ánimo de lucro, siempre y cuando tengan un componente de responsabilidad social. No en vano, el objetivo de este laboratorio es poner la innovación al servicio de la sociedad y las personas, generar riqueza (en el sentido más amplio de la palabra) desde y para el territorio. “Un buen negocio de verdad tiene que producir también las menores externalidades negativas posibles”, explica Hernández Renner.

¿En qué se traduce eso? Solo echando un vistazo a la página web se pueden ver ya ideas como la creación de una plataforma para facilitar la convivencia intergeneracional, la puesta en marcha de servicios de coaching para jóvenes estudiantes, o la constitución de la primera cooperativa de cohousing de la región. Todas esperan pacientes un equipo de entusiastas que los saque adelante.

Para tomarle el pulso a este primer laboratorio social de Extremadura y conocer más de cerca cómo está funcionando, con sus satisfacciones y sus dificultades, hablamos con Alejandro Hernández Renner en la última edición de Maneras de Vivir, en Los Sábados al Sol (Canal Extremadura). Espero que lo disfrutéis 🙂

Canal Extremadura

Si quieres más información sobre Mainova Lab, puedes leer el artículo publicado en la revista cultural Madreselva, con motivo de su inauguración.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s