Home

El compromiso con la transparencia, el bien común y la primacía de las personas sobre el capital son algunos de los principios que rigen su actividad.

El consumo responsable supone numerosos beneficios para el entorno y  la sociedad en su conjunto. Ese impacto positivo sobre lo que no rodea es su principal razón de ser. Sin embargo, no hay que olvidar que consumir de una manera más consciente es, en primer lugar, bueno para quien lo práctica.

Uno de los sectores en los que este beneficio es más evidente es el de las telecomunicaciones, esto es, la provisión de servicios de telefonía móvil o fija, internet y televisión.

Al menos 23.000 españoles tuvieron problemas con su compañía telefónica en 2015. Y digo “al menos” porque esos son solo los usuarios que acudieron a la organización de consumidores FACUA a presentar sus quejas por el nefasto funcionamiento de estas empresas. La entidad asegura que es el sector con más reclamaciones, concentrando un 60% de las demandas totales de los consumidores. Entre los principales motivos de insatisfacción: la subida fraudulenta de las tarifas, los impedimentos para darse de baja y las amenazas de penalizaciones injustificadas, la letra pequeña de los contratos… ¿Les resulta familiar?

telephone-35836_960_720

Image bajo Licencia Creative Commons – Dominio Público (CC0). Fuente: Pixabay.

Consumir de manera más responsable supone también elegir empresas que no siguen esos patrones de engaños y desengaños, porque el punto de partida de la ética y la responsabilidad empresarial se sitúa en algo tan obvio pero tan difícil de aplicar como pensar en las personas antes que en el capital.

Justo eso es lo que hace ETICOM, la primera compañía de telecomunicaciones que funciona bajo principios cooperativos. Sus servicios son los mismos que pueden obtenerse de cualquiera de los gigantes de nuestro país, pero su misión y su visión son diferentes: es una empresa sin ánimo de lucro que busca cubrir las necesidades de acceso a la telefonía e internet mientras avanza hacia una soberanía de los servicios y las infraestructuras de telecomunicaciones actuales.

“Somos una organización que quiere transformar el sistema económico actual a través del consumo.”

ETICOM, que sigue el modelo de éxito de la británica The Phone Co-op, se compromete con el consumidor. Le garantiza transparencia, regeneración permanente, inclusión y solidaridad. Le permite empoderarse dándole la posibilidad de ser propietario de la empresa y otorgándole voz y voto en su asamblea general.

¿Es el fin del consumidor vendido a los caprichos de quienes controlan nuestros canales y herramientas de comunicación? ¿Cómo se ejerce en la práctica la responsabilidad en las telecomunicaciones? Mercé Botella, secretaria de ETICOM, lo cuenta en esta entrevista para Maneras de Vivir, en Canal Extremadura. Feliz escucha 🙂

Canal Extremadura

¿Conocéis otros casos similares o empresas que trabajan duramente para tener un impacto positivo en la sociedad? Compartid vuestras ideas y vuestras experiencias y hablemos de ellas.

 

Foto de portada de Diana Varisova (www.plantronics.com) Bajo licencia Creative Commons, CC BY-SA 3.0 via Wikimedia Commons

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s