Home

Rizamos el rizo para adaptarnos a la realidad: buena parte de la población, sea por gusto o necesidad, sigue viviendo en pisos compartidos.

Dentro del sector de la economía colaborativa y de esas nuevas formas de hacer turismo que comienzan a copar titulares, existe la posibilidad de intercambiar casas, esto es, dejar nuestra casa a un desconocido para pasar unos días en su domicilio en cualquier otro rincón del mundo. El problema que plantea este fenómeno, como tantos otros, es que para poder intercambiar una casa (o un coche, o un barco o un avión) hay que disponer de él. Y la realidad es que esa propiedad no está al alcance de todo el mundo –al menos, no de todas las personas predispuestas a utilizar este tipo de servicios y plataformas con asiduidad. Por el contrario, esa realidad es la de gente que vive en pisos de alquiler y, si me apuran, en habitaciones arrendadas dentro de viviendas alquiladas, o sea, en casas compartidas.

Hasta ahora, la opción que tenían aquellos que, dentro de ese último grupo, deseaban viajar a menor coste o vivir nuevas experiencias era resignarse (“ya llegará mi momento… o no”). Sin embargo, desde hace unos meses cuentan con otra alternativa: intercambiar solo su habitación.

Room4Exchange

En tu casa o en la mía

Room4Exchange es una plataforma que permite el intercambio de habitación entre personas que viven en pisos compartidos sin transacción económica”, explica su fundador Javier Banús. En una conversación vía Skype desde Berlín, relata cómo se le ocurrió la idea. Él mismo era usuario de IntercambioCasas (la plataforma de intercambio de casas más popular en nuestro país) y se dio cuenta de que existía otro público con una necesidad similar: “De hecho, ¡tiene mucho más sentido intercambiar habitación que toda una casa!”

A la vista de los resultados obtenidos, no debía estar muy equivocado. Room4Exchange nació en enero de este año y ya tiene 5.000 usuarios, una cifra que sigue creciendo. Por el momento, los intercambios más populares se dan en las grandes ciudades, como son Madrid-Barcelona, Barcelona-Londres o Amsterdam, París-Londres, y Berlín-Madrid. La estancia media varía según la época del año: temporadas más largas en verano (15-10 días) y fines de semana desde septiembre.

Javier Banus

Javier Banús, CEO de Room 4 Exchange

Tal ha sido su éxito que Room4Exchange es una de las 12 start-ups seleccionadas para participar en Housepreneurs, una suerte de ‘Gran Hermano empresarial’ (o sea, inteligente y productivo) en el que emprendedores españoles y latinoamericanos conviven y trabajan en un piso en Berlín para cumplir sus sueños. Gracias a esta aceleradora, Javier tiene tres meses para limar su proyecto con el apoyo de expertos en emprendimiento, marketing y financiación, el asesoramiento de otras entidades alemanas y las visitas de inversores y business angels.

Con-vivir

Las características de la plataforma ­-el basar su oferta en habitaciones y no viviendas- nos hablan ya de entrada de un perfil de usuario muy concreto. Jóvenes –principalmente, aunque no en exclusiva, puesto que la edad de compartir piso se ha alargado y mucho- que, al margen del ahorro económico, buscan viajar y conocer a gente con sus mismas inquietudes.

La experiencia turística que ofrece quedarse en casa de un desconocido puede ser mucho más enriquecedora que hospedarse en un hotel, acercándonos a la cultura local, permitiéndonos visitar lugares que quedan fuera de los circuitos convencionales… Casi podríamos decir que el turismo colaborativo requiere de un cierto espíritu intrépido que, no obstante, puede no ser del agrado de todos, incluyendo en este categoría a nuestros compañeros de piso. Siempre hay que tomar precauciones: “Si vives con un compañero hostil o que no sea muy abierto de mente, no tiene sentido que te inscribas. De hecho, cuando alguien se inscribe en la plataforma, lo normal es que también lo haga el compañero y la casa se convierte en viajera de golpe. El usuario de aquí o lo tiene muy claro o directamente no se lo plantea”.

Poniéndonos en el supuesto de que, efectivamente, todos los habitantes de la casa están conformes, surgen las dudas acerca de la legalidad de esta actividad. ¿Va en contra de los contratos de alquiler? Javier recuerda que cada país tiene una regulación diferente pero que recomiendan a los usuarios que comprueben si su contrato de arrendamiento prohíbe el intercambio temporal sin remuneración o que lo comuniquen a la parte afectada. En cualquier caso, “informamos a los miembros, sobre todo de los puntos que podrían generarles más conflictos, como el existir remuneración y transacciones económicas entre ellos en los que claramente se interpretaría como un subarriendo”.

Amigos viajeros turismo

Foto: Backpackers de Garry Night (CC-BY)

La otra limitación de la plataforma tiene que ver con la piedra angular de cualquier proyecto de economía colaborativa, la confianza. Después de todo, no deja de ser un intercambio entre desconocidos: “Desde el minuto cero incentivamos que hablen por Skype, que aprovechen para que las personas con las que van a hacer el intercambio les enseñen la cama, la cocina, el lavabo, a los compañeros de piso y les hagan un tour virtual. Para mí es la mejor seguridad que existe”, recuerda Javier Banús.

Cuando ambas partes están conformes, pasan a firmar un acuerdo de intercambio digital. Además, Room4Exchange cuenta con herramientas para que los usuarios dejen sus valoraciones y comentarios una vez han finalizado su experiencia y trabaja con Traity para gestionar la reputación de sus usuarios ­y garantizar la seguridad de los intercambios. Por último, pese a su corta edad, la plataforma ya ha cerrado un acuerdo con Axa Seguros, que cubre con hasta 300.000 euros los daños que puedan ocasionar en las viviendas los visitantes imprudentes. Con suerte serán pocos. ¿Listos para probar?

[Foto portada: Wilerson S Andrade, CC-BY-SA]

Si te ha gustado este artículo, deja tu valoración o tu comentario, ¡y corre la voz!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s