Home

El otro día fue la última vez que un amigo de esos que tengo repartidos por el mundo me preguntó cómo era vivir en España con la que tenemos encima.

Normalmente, respondo a la pregunta sin más —casi tengo un email tipo que reenvío una y otra vez, y en el que les traduzco extractos de reportajes o les enlazo textos en inglés. Sin embargo, por primera vez me dio verdadera pena que esos mismos amigos no pudieran leer en español. Y es que el mensaje de Anna me pillaba terminando el último capítulo de Compro Oro; un libro de relatos que, sin duda, me encantaría haberle recomendado.

Aunque breve, me atrevería a calificar este libro como posiblemente la mejor estampa del presente en que vivimos (o que sufrimos, que dirían otros) con la que me he topado en años.

De una manera magistral, Isaac Rosa construye una serie de 12 ficciones tan verosímiles como sobrecogedoras. Su pluma sencilla y equilibrada, pero afilada y certera, realiza un corte limpio que nos permite ahondar en lo que somos. Porque yo no diría que los de Isaac Rosa son relatos de la crisis económica pese a que el título, Compro Oro, se ha convertido en la marca de esta etapa en que nos encontramos.

“Si lo elijo como título es porque pocas expresiones de nuestro tiempo reflejan mejor que nos está pasando, de dónde venimos, hasta qué profundidad estamos cayendo, qué incierto es el futuro.”

En sus páginas hay más que llamadas de atención perfectamente datadas ante la ruina, la desesperación, el desempleo o la precariedad laboral.

Las historias de este libro hablan de pasiones, de sentimientos, de hábitos, creencias, costumbres; de maneras de vivir.

Describe nuestra cultura individualista, soberbia, egocéntrica, interesada; nuestras formas hipócritas y despreocupadas. Eso es lo inquietante, lo que remueve las tripas del que se asoma a la herida: la capacidad de su autor para retratarnos y obligarnos a aceptar la imagen que nos devuelve el espejo.

Comunidades de vecinos que se asocian para no perder su aparente alto estatus pese a que son incapaces de cubrir gastos; personalidades que se (de)construyen con la facilidad con que se salva la nueva versión de un curriculum vitae; la ceguera inocente que, de repente, impide ver a quienes lo han perdido todo; trabajadores atrapados en una oficina por culpa de su propia competitividad…

Parece injusto para el autor y desmerecedor para la obra que desvelemos todas las historias en un simple post, porque Compro Oro hay que leerlo; porque hay que recrearse en estas 12 ficciones (por usar el mismo tipo de discurso al que los medios y los poderes dominantes nos tienen acostumbrados) que ayudan al lector a ingerir, que no digerir, la realidad.

“Relatos extraños estos, porque extraño es el tiempo que vivimos, frente a los relatos normalizadores [… ] estos relatos pretenden forcejar con la realidad, mirarla desde laterales que obliguen a forzar la postura tensando los músculos; intentan evitar el acomodo habitual, la facilidad con que los lectores acabamos acomodándonos, terminamos casi siempre por encontrar la postura desde donde leer sin que nos duela”.

 


Compro Oro es una recopilación de 12 cuentos escritos por Isaac Rosa para el periódico La Marea. Otras novelas del autor son El vano ayer, Otra maldita novela sobre la guerra civil, y El País del Miedo, recientemente adaptada al cine por el realizador extremeño Francisco Espada. Puedes seguir al autor en Twitter: @_isaacrosa

Compro Oro, Isaac Rosa, La Marea Ediciones, 2013.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s